Conociendo la Realidad Multisensorial

SMV-UAM-Azc

El alcance que tiene en la actualidad el internet (www), como recurso de información y comunicación es insuperable por cualquier otro medio conocido. En la actualidad, tenemos la posibilidad de participar en una experiencia guiada a las pirámides de Egipto, y al segundo siguiente podemos estar en las pirámides de Teotihuacan; tenemos acceso a bibliotecas completas, salas de cine, clases de cocina, o hasta lo más cotidiano, como ”hacer la compra en el supermercado”, o pedir una pizza, sin salir de casa, o sea, en línea.

En este contexto, los recursos de información y comunicación a nuestro alcance son fundamentales en el desarrollo de nuestras expectativas, y la manera de cómo enfrentamos nuestra realidad. Más allá de hacer más fácil la vida, debemos entender que el objetivo fundamental de estos recursos es el de proveernos de una gran cantidad de información que, por cualquier circunstancia, no había estado a nuestro alcance hasta ahora.

Un recurso sin igual, es el Sistema de Museos Virtuales de la UAM-A (SMV) que, a pesar de que no es el primero en su tipo, puede ser el primero en su género: por su diseño, por las disciplinas que lo integran, por los elementos que lo componen y por las tendencias que desarrollan.

En estos tiempos tan cambiantes y tan sujetos a los adelantos tecnológicos, el SMV nos permite enfrentar una realidad distinta, una propuesta diferente, valiente, a través de los diferentes conceptos del diseño, visualizando lo que todavía no existe, así como prepararnos para un presente pleno de sensaciones, multisensorial que desencadenan las experiencias.

La interacción entre sentidos y sensaciones, percepciones y cogniciones, es un concepto algo complejo; nosotros como futuros diseñadores, debemos estar alertas, atentos a las señales, a las necesidades de los usuarios, que son tan cambiantes y tan complejas, necesitamos desarrollar la habilidad de prever, a través del conocimiento y sustentado en razones, para proponer soluciones a problemas o incluso adelantarse a estos, y así responder a las carencias y anhelos de las sujetos que conforman los grupos sociales. La utilización de todos los instrumentos a nuestro alcance es fundamental, y qué mejor si tenemos recursos muy completos y actuales que nos permiten conocer, experimentar, profundizar, para así responder a los retos de realidades diversas, en todos sus aspectos, sobre todo en las áreas de la cultura material y simbólica (espacios, artefactos, imágenes) que generan ideas, sensaciones, emociones, sentimientos y experiencias de vida.

“No es posible que los problemas del Mundo, puedan ser resueltos por escépticos o por pesimistas cuyos horizontes se hayan limitados por la amarga realidad. Se necesitan seres valientes, fieles y líderes que puedan soñar y creer en cosas que nunca han sucedido, y se pregunten:

¿Y PORQUÉ NO?”

Spencer W. Kimball

¿Y porqué no? Desarrollemos raíces y fundamentos firmes, conozcamos y experimentemos las sensaciones, utilicemos los recursos inalcanzables, resolvamos los problemas de los mundos.

Entrevista con Roberto Real de León del Sistema de Museos Virtuales UAM Azc.

1. ¿Cómo nace la idea de crear el Sistema de Museos Virtuales en la UAM Azcapotzalco?

Toda universidad que se respete, que diga que es universidad o que proponga que es universidad, debe tener cubiertas todas las áreas de desarrollo humano, como son las ciencias básicas, las ingenierías, las ciencias sociales, las humanidades, las ciencias de la vida y la salud, amén de las ciencias y las artes para el Diseño. En la Universidad Autónoma Metropolitana, como universidad pública, los miembros de la comunidad tenemos tres funciones sustantivas que son: la docencia, la investigación y la difusión y expansión de la cultura. Así mismo, tenemos que proporcionar a los estudiantes una formación integral, pero es importante definir lo que es una formación integral, como aquélla que procure las condiciones de posibilidad para el desarrollo de sus inteligencias y talentos, que propicie individuos que se comprometan con su entorno y generen bienes del conocimiento; que sean sensibles e inteligentes, cultos y de su tiempo; que conozcan tanto las ciencias universales como las artes universales y desarrollen las capacidades para transformar el mundo en que les toca vivir.

En la actualidad, edificar físicamente un museo requiere de recursos e inversiones muy importantes, edificar un sistema de museos sería casi imposible incluso para un país en bonanza económica, e impensable para un país rezagado, no solamente por la infraestructura física requerida (edificios de exhibición, almacenaje y resguardo, sistemas de seguridad y conservación), sino para hacerse de acervos, generar colecciones, investigar, contar con en el personal especializado que se involucre en la multiplicidad de estrategias requeridas por una industria cultural de esta naturaleza, todo ello con costos muy elevados. La UAM, nuestra institución no tiene esas posibilidades, entonces, ¿cómo contribuir a formar a nuestros alumnos en perspectivas amplias?, ¿cómo colaborar, incluso, a continuar la formación a los profesores?, porque los profesores se están formando día con día; la educación es un proceso de toda la vida, no solamente de un periodo escolarizado. ¿Cómo estar en contacto con las expresiones sublimes y de vanguardia de la humanidad? Un recurso muy importante a lo largo de la historia de la humanidad han sido los museos, por eso surgió el planteamiento de que, si no podemos hacerlo real, lo haremos virtual. Lo virtual tiene otras posibilidades que no tiene lo real, como lo es el tener una cobertura mayor en el espacio y en el tiempo y, sobre todo, como institución de educación pública debemos expandir las alternativas de extensión, los vínculos con la sociedad además de con la propia comunidad universitaria; a través de los museos virtuales la universidad, la UAM, se cumple así con el lema mismo de “la casa abierta al tiempo”. El Sistema de Museos Virtuales es una propuesta radical de vanguardia, pensando en tener una mayor penetración de una manera innovadora, una mayor democracia en la distribución del conocimiento y ampliar la visibilidad de la universidad en el ámbito global.

2. ¿Cuál es el proceso de selección de las obras que presentan o que se incluyen en el Sistema de Museos Virtuales de la UAM Azcapotzalco?

En primer lugar, no queremos ser un museo más, como los otros ya existentes, queremos ser un sistema de museos que sea más crítico; asumimos que la UAM nace como una institución alternativa, crítica, propositiva, que no adopta y se adapta la cultura oficial, que no pontifica el culto a la personalidad y sobre todo, nace como una institución que procura y promueve la innovación.

Uno de los requerimientos principales es que los contenidos aporten algo, que en su momento hayan aportado algo, que incluso hayan hecho revolución, ese es el criterio, aquello que ha contribuido a ampliar las maneras de concebir la realidad tiene espacio en el Sistema de Museos Virtuales; entonces, todos los autores y las obras se seleccionan con base en que tienen una propuesta que ha contribuido a transformar las maneras de ver, de pensar y de sentir de la humanidad, en diferentes periodos de su historia.

3. ¿Qué personajes han tenido mayor influencia para el desarrollo de su participación en este proyecto?

Existen algunos autores, por ejemplo: André Malraux que, de ser contrabandista de obras de arte, pasó a ser Ministro de la Cultura de Francia. Él proponía que los museos no deberían de tener muros, que incluso, las ciudades deberían de ser museos, es decir templos de las musas, tener en todo momento, cotidianamente, la posibilidad de que los habitantes estuvieran en contacto con obras de arte; ese me parece un planteamiento nodal. Las ciudades tienen que ser amables, tienen que ser habitables, vivibles, disfrutables; las ciudades deberían de ser obras de arte que generen con los ciudadanos relaciones cualitativamente nutritivas, exitantes y satisfactorias.

4. ¿Qué retos ha tenido que enfrentar como curador de este Sistema de Museos Virtuales?

El sueño, dormir muy poco (risa) ya que es un proyecto muy intenso, lo desarrollamos solo tres espartanos, no trescientos: Julia Vargas Rubio, Marco Antonio Flores Enríquez y su seguro servidor; realmente es un trabajo titánico, de alguna manera ha sido un trabajo casi de toda la vida, que conjunta las experiencias de vida de quienes estamos participando. Nos enfrentamos a veces a la incomprensión manifestada en frases como: “¡ah! si esta hecho por la computadora no será un gran trabajo” o “si se va la electricidad ya no hay museos”. Lo cual, consideramos, demuestra que sólo hemos iniciado un camino que no ha sido muy transitado todavía. Son retos que con gusto recibimos.

5. ¿Qué alcances ha tenido la utilización de este proyecto como medio de enseñanza?

Además de ser un sistema de museos, es un lugar, es un acervo donde hay una gran cantidad de información diversa sobre los temas que se relacionan con los contenidos de los museos, como en una biblioteca; en ese sentido funciona como biblioteca virtual, de la cultura universal, desde la perspectiva de las ciencias y las artes para el diseño, cuya propuesta, quizá más fuerte, es difundir la cultura Diseñística, la cultura del diseño, formar y diseñar diseñadores; así, puede decirse que es un servicio de información en paralelo a los otros servicios que ofrece la UAM, es como una biblioteca que no existía físicamente, pero que ahora ya la tenemos y que está creciendo, expandiéndose y actualizándose cada día.

6. ¿Cuáles son los recursos que se han utilizado para el desarrollo de los Museos Virtuales de la UAM Azcapotzalco?

Algunas computadoras de la UAM, un servidor destinado por los servicios de cómputo, los sueldos de profesores, pero sobre todo, nuestra voluntad, nuestro compromiso y nuestra visión del mundo.

7. ¿Qué ha sido para Roberto Real De León el Sistema de Museos Virtuales de la UAM Azcapotzalco?

Es un espacio de expresión, un espacio de desarrollo, un espacio de convivencia, de compartir lo que somos, nuestras expectativas, nuestras utopías, nuestra visión crítica, porque somos muy críticos y criticones también, es un espacio para ejercer responsablemente la libertad.

Conclusión

El desarrollo de las actividades de Roberto Real de León como curador del Sistema de Museos Virtuales de la UAM-A, sin duda son extenuantes. Cimentados en procesos complejos, sofisticados y muy demandantes dan como resultado, sabiéndolo utilizar, un recurso de bastante utilidad para los estudiantes de las ciencias y artes para el diseño, un espacio de expresión, la manera de manifestar nuestros sueños, la manifestación más real y tangible de “la casa abierta al los tiempos”.

Comentarios

Muy a menudo, cuando se piensa en tecnología, avances tecnológicos, estudios y sistemas educativos de vanguardia, inmediatamente se cree que estos son o muy costosos, o que, los individuos comunes no tenemos alcance tan fácil a estos sistemas. Sin embargo no es así y esto nos quedo muy claro después de escuchar de parte del curador del Sistema de Museos Virtuales el motivo de haber creado una propuesta virtual y virtuosa.

Desde nuestro punto de vista muy particular, no alcanzábamos a entender la manera de cómo estos sitios virtuales juegan, y pensamos que, jugarán un papel importante en nuestro futuro, al navegar por el Sistema de Museos hemos encontrado diversidad de conceptos y también hemos visto lo complejo que es nuestra existencia diaria aunque no lo queramos creer.

Nos produjo una grata sensación nuestra primera experiencia al navegar por los sitios, no nos imaginamos lo que esto podría producir en un niño de cuatro, cinco años o tal vez más. Creo que si este tipo de educación fuese impartida desde muy temprana edad, refiriéndome a alentar al joven estudiante a mirar e interactuar dentro de estos sitios para que, por una parte fuese perdiendo el miedo al uso de la tecnología, y sobre todo y más importante, que aprendiera a mirar su entorno. Esto, a largo plazo se podría traducir en el desarrollo de un conocimiento especializado para un área afín, es decir; fomentar que el estudiante empezara a temprana edad a desarrollar una vocación. Como es en este caso, referente al área del diseño.

Citamos textualmente a Roberto Real de León, “podemos convertir cada pantalla de cine, televisión y computadoras de este país en una Casa abierta a los tiempos”.

Víctor Hugo Betanzos García

http://paradigma7semiotica.wordpress.com/

Karlo Gilberto Contreras López

http://www.realidadmultisensorialdeldiseno.wordpress.com

Estudiantes de Arquitectura en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco

División de Ciencias y Artes para el Diseño.

Mx.2009

Sistema de Museos Virtuales

http://museosvirtuales.azc.uam.mx/SMV.html


About this entry