MUSAS

musas


Musa, tu noble y visible música en mí, relata la humana historia.
Homero.

Los épicos helenos describieron a la Musa como “Aquélla que conoce todo lo que es, todo lo que fue, y todo lo que será.”

Las musas representan las fuerzas mentales arquetípicas que nos guían hacia la sabiduría espiritual y la libertad, mediante el poder de la intuición, la inspiración, y la creatividad.

Las musas son el poder del lenguaje, el poder de la comunicación por medio de la palabra, las imágenes, las canciones, la música, la danza, toda expresión sublime, todo arte en su más heroica y divina manifestación.

Las musas son la helénica representación de los poderes creadores de la mente. Como musas originales se reconocen:

Arqué (en griego Arkhê, arjé, inicio, fuente, principio u origen, comienzo), posiblemente la musa Arqué es el complejo ícono de la enigmática metáfora de la razón y voluntad.
Voluntad (elegir, optar, decidir, reaccionar) es el acto mental consciente que produce resultados.
Razón, facultad o capacidad humana que permite buscar la satisfacción y resolver problemas

Meletea o Mélete (El pensamiento – La meditación) es la Musa del Pensamiento, la de las Ideas y la Imaginación, encargada de ir formando en su mente los primeros esbozos de la idea creativa, la cual desembocará en la obra artística en sí, mediante el sustento fraterno de Arqué, Mneme y Áglae.

Mneme o Mnemea (La memoria – la remembranza) lo memorable representa el momento en el que una obra de arte se concibe.
Mnemea es la Musa de la concreción, de la génesis y la heurística.
La misión mítica de Mneme es asignarle forma concreta a las ideas abstractas, ella a través de su mágica memoria rescata y evoca experiencias, las recuerda para luego describir y registrar lo que su mística hermana Meletea ha reflexionado con anterioridad.

Aedea o Aede, es ella la que se encarga de leer, recitar, ejecutar (instrumentos) o cantar lo que imaginó su hermana Mneme.

Cárites o Gracias (en latín Gratiae) eran las diosas del encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad.

Se aduce que las obras artísticas son proféticas y que sólo tiene vida propia mientras el artista la está creando, pues es durante este proceso creativo que dicha obra crece y se modifica, (pintar un cuadro, escribir una canción, etc.). Cuando la obra alcanza la perfección fenece en cierto sentido y pasa a ser estática, cerrada, ya no puede experimentar más cambios.
Con la culminación de la obra, sólo queda su ejecución, reproducción y percepción.

Los poetas (Autores) en la antigüedad consideraron que los objetos de arte o las obras de arte surgen de Arqué, que es la voluntad generadora  que motiva las majestades mentales de Meletea, pues toda obra artística sea cual sea su naturaleza en un principio es sólo una idea difusa e incorpórea en la mente del autor. Los cultores de la creatividad decían que los frutos de Meletea son el pensamiento abstracto y la imaginación propia de la obra.  Reconociendo a la milagrosa Mnemea por los dones del logro de la materialización del dar a luz  a las generosas y generantes ideas de Meletea, presentadas elocuentemente por Aedea.

Musas (llamadas canónicas) : nueve deidades femeninas que propician el conocimiento y la creación, el arte, el saber y la elocuencia:
Erato
Euterpe
Clío
Calíope
Melpómene
Polimnia
Talía
Terpsícore Urania

http://es.geocities.com/tematika2003/mitologia.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Musa

Roberto Real de León                   Julia Vargas Rubio                  Marco Antonio Flores Enríquez


About this entry